Academia de Ciencias de RD: “La cuenca del río Mulito está devastada”

0
151

Santo Domingo (RD).-“El 70% de los bosques de la cuenca del río Mulito ha desaparecido a causa de la tumba y quema, para dar paso a la agricultura de subsistencia que se practica en Aguas Negras, Mencía, La Altagracia y Los Arroyos”, advierte en un documento la Academia de Ciencias de República Dominicana.

La entidad científica afirma que la cuenca, de vital importancia para la supervivencia de los pueblos Pedernales y Anse-a-Pitre, el primero dominicano y el segundo haitiano, “está en emergencia”. Asegura que la zona requiere de una intervención urgente para restaurar su otrora cobertura forestal, desaparecida en los últimos 25 o 30 años, cuando el uso de suelo fue cambiado de bosques a cultivos y actualmente a barbecho.

“Con conocimiento de causa de la gravedad de la situación de la cabecera de este río tan importante para la vida de Pedernales (República Dominicana) y Anse-a-Pitre (Haití), le ha sorprendido los hallazgos de las tres comisiones ambientales oficiales que acaban de visitar la zona para informar al Presidente de la República, dando a entender que el río Mulito tiene mucha agua, que no hay deforestación y todo está normal”.

A continuación el comunicado de la Academia de Ciencias de República Dominicana este martes 28 de agosto de 2018:

LA CUENCA DEL RÍO MULITO ESTÁ DEVASTADA

El Río mulito nace en el Parque Nacional Sierra de Bahoruco

El 70% de los bosques de la cuenca del río Mulito ha desaparecido a causa de la tumba y quema, para dar paso a la agricultura de subsistencia que se practica en Aguas Negras, Mencía, La Altagracia y Los Arroyos.

La Academia de Ciencias advierte que la cuenca del Río Mulito está en emergencia y requiere de una intervención urgente para restaurar su otrora cobertura forestal, desaparecida en los últimos 25 o 30 años, cuando el uso de suelo fue cambiado de bosques a cultivos y actualmente a barbecho.

Con conocimiento de causa de la gravedad de la situación de la cabecera de este río tan importante para la vida de Pedernales (República Dominicana) y Anse a Pitre (Haití), le ha sorprendido los hallazgos de las tres comisiones ambientales oficiales que acaban de visitar la zona para informar al Presidente de la República, dando a entender que el río Mulito tiene mucha agua, que no hay deforestación y todo está normal.

Es cierto, el río Mulito tiene agua, pero todo está devastado. Estimamos que debía ser una sorpresa para las autoridades que este río tenga agua, cuando todos los demás afluentes y muy especialmente el propio Río Pedernales, que es el curso  principal de la cuenca madre, se encuentren totalmente secos o al menos, en lugar de agua, sean solo piedras y rocas lo que se advierte en abundancia, en ambas márgenes de su cauce.

El único lecho con agua realmente, corresponde al Mulito y todo se debe a la escasa mancha de bosque nublado que aún le queda a este río en sus nacientes, dentro del Parque Nacional Sierra de Bahoruco, el cual también está siendo devastado para dar paso a la siembra de aguacates, cebollas y otras hortalizas.

El bosque nublado tiene la virtud de producir agua aunque no llueva si su cobertura se mantiene intacta, pues el cuerpo de los árboles tienen la virtud de condensar el vapor de agua de las nubes que rozan la copa de plantas más grandes, con sus ramas, epífitas y la misma corteza, la cual se mantiene escurriendo agua sobre el musgo que la recubre.

Este tipo de bosque puede condensar y escurrir hasta 50 y 70 veces más agua que la que cae normalmente con las lluvias. Es decir, el bosque nublado siempre está produciendo agua, de manera inadvertida, salvo cuando las hojas de los árboles o las acículas del pino, comienza a gotear, cosa que pasa regularmente cuando las nubes se deshacen en medio de los árboles.

La precipitación horizontal como se le llama a la humedad que atrapan los árboles, no puede ser medida por pluviómetros convencionales, razón por la cual, los cálculos se realizan mediante la medición del cauce de los ríos o afluentes y se constratan o compara con la superficie de la cuenca de captación.

Esa es la verdadera causa por la cual el Río Mulito tiene agua y a todo lo largo del año, mantiene su cauce, pues aunque no llueva, su bosque nublado le estará aportando agua, de manera inadvertida. Por estas razones, los técnicos y autoridades solo vieron agua, aunque debían decir también, que fuera del Parque Nacional Sierra de Bahoruco, no hay árboles, porque todos han caído víctima del hacha, el machete y el fuego.

La Academia de Ciencias de la República Dominicana, con la autoridad que le da el conocimiento, hace un llamado formal al Ministerio de Medio Ambiente, al Presidente de la República y cualquier otra autoridad competente, a detener definitivamente la siembra de aguacate y hortalizas dentro del bosque nublado del Parque Nacional Sierra de Bahoruco.

El aguacate y la agricultura tienen sus espacios fuera de las áreas protegidas, porque precisamente, están privadas de actividades perturbadoras del orden natural, como se ha convenido y aceptado universalmente y el país no puede desconocer que el Parque Nacional Sierra de Bahoruco es Categoría II de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (II-UICN). 

Hasta ahora, ninguna nación del mundo se le ha ocurrido romper relaciones con la UICN, mucho menos la República Dominicana, que es miembro fundadora desde 1948, cuando el Dr. Juan Bautista Pérez Rancier, investido con los poderes para tales fines le otorgara el gobierno dominicano, firmó el acta constitutiva, en las montañas de Fontainebleau, frontera entre Suiza y Francia.

La cortina de nubes que se forma todos los días a todo lo largo del año, entre las 10 de la mañana y al menos hasta la 4 o 5 de la tarde, desde Los Arroyos (al noroeste), hasta el Bosque de las Abejas (al sureste), coincidiendo con los límites de esta área protegida, es quien se asienta, se condensa en el follaje de los árboles y luego se escurre hasta llenar las arterias que forman las nacientes del río Mulito.

Conservar la cuenca del Mulito, es un acto de justicia y sentido de la responsabilidad, pues siempre está produciendo el arte y hasta el milagro de mantener este río agua, por lo menos, mientras se conserve el bosque nublado del parque nacional que actualmente le protege.

Sierra de Bahoruco, uno de los puntos luminosos de la biodiversidad planetaria, debe y tiene que ser preservado para todos los dominicanos, para nuestros hijos y para el mundo.

Academia de Ciencias de República Dominicana

Comisión de Ciencias Naturales y Medio Ambiente

Compartir
Artículo anteriorDenuncian universitarios del Intec intranquilizan sector con bebedera de tragos “Bin Laden”
Artículo siguienteIntec acredita en el exterior su carrera de Medicina
Redacción UniRD
La conexión del estudiante en el mundo universitario y laboral. UniRD es un portal de y para la comunidad universitaria, en especial para los estudiantes de educación superior y los que cursan los últimos años del bachillerato. En ella puedes enterarte o dar a conocer informaciones útiles para tus procesos estudiantiles y el desenvolvimiento cotidiano, adquirir y difundir conocimientos académicos y compartir tus inquietudes, emociones y vivencias en tu centro de estudios y fuera de él. Contacte nuestra redacción a través del correo launird@gmail.com o del teléfono (809)696-4675.