La inversión pública en juventud es precaria, excepto en educación

0
102
Uno de los programas resaltados son las becas del Ministerio de Juventud / Fuente Externa

SANTO DOMINGO (RD).- El segmento de jóvenes y adolescentes (de 15 a 35 años de edad)  representa el 35% de la población del país, pero el Estado invierte en él el 2.3% del Producto Interno Bruto (PIB). Entre 2012 y 2016 le dedicó el 13.63 % del gasto público total y el 28.9 % del gasto social, según un informe del Gobierno y de Naciones Unidas.

Los hallazgos indican que la mayor inversión se orienta a servicios estatales básicos que van dirigidos a toda la población, como educación y salud, y una porción ínfima para programas de atención puntual hacia la juventud y sus problemáticas.

El gasto público en jóvenes y adolescentes pasó de RD$54,395 millones en 2012 a RD$76,591 millones en 2016, con un crecimiento promedio anual del 9%, explica el informe suscrito por los ministerios de Juventud, de Hacienda y de Economía, Planificación y Desarrollo, con auspicio del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

El 40.94 % del gasto total en el período se destinó a educación, por lo que los ministerios de Educación y de Educación Superior, Ciencia y Tecnología figuran entre los que más recursos destinaron al segmento, según el desglose publicado a propósito del Día Internacional de la Juventud, establecido por la ONU para cada 12 de agosto.

Salud representó el 38.4% y, en cambio, para protección social hubo 19.31%, según el estudio, denominado Gasto Público Social en Adolescencia y Juventud, en el que participó, además, la Dirección General de Presupuesto (Digepres).

Si se excluyera la inversión en educación, que desde 2013 recibe el 4% del PIB, la inversión en personas de 15 a 35 años “pasaría, en 2016, de 76,591.1 a 34,435.5 millones de pesos dominicanos, lo que representaría un 13% del gasto público social total y un 1.04% del PIB, advierte el estudio, disponible en la página web del UNFPA.

De hecho, “la asignación presupuestaria correspondiente al Ministerio de la Juventud representó, en promedio, un 0.06 % del Presupuesto General del Estado en el período 2012-2016, mientras que en la Ley General de Juventud se establece que un 1% de dicho Presupuesto debe asignarse al financiamiento de las acciones del citado Ministerio”, resalta el informe.

La distribución en 2016

El levantamiento divide el gasto público en jóvenes y adolescentes entre específico, indirecto, ampliado y gasto en bienes públicos.

Cuando se habla del gasto específico en adolescencia y juventud (el correspondiente a programas e iniciativas dirigidos específicamente a la población adolescente y joven) en 2016 el Ministerio de Educación gastó RD$19,229 millones, para un 84.4 %; de ellos, RD$3,520 millones en construcción de planteles para educación media y RD$15,708 en servicios de educación media.

En ese mismo renglón, el Ministerio de Educación Superior gastó RD$2,272 millones en becas de grado y postgrado en el país y en el extranjero.

En cambio, el Ministerio de la Juventud destinó RD$430 millones (1.89 %); de estos, RD$18.7 millones en becas y RD$411 millones en administración de políticas para la juventud.

“En 2016, el 95% del gasto específico se destinó a la educación. Por otro lado, el 80% del gasto ampliado se dirigió a la educación, la salud y las actividades deportivas, recreativas y religiosas, y alrededor de un 18% correspondió a la protección social y la vivienda”.

Propone estrategias de intervención

Una de las recomendaciones del informe consiste en aumentar la inversión en juventud e impulsar estrategias de intervención articuladas para potenciar el desarrollo de la población adolescente y joven.

La idea es que estas estrategias permitan prevenir actitudes y prácticas de riesgo, como el embarazo y las uniones tempranas o las violencias, en especial contra las adolescentes y mujeres jóvenes.

Entre las problemáticas que enfrenta la población adolescente y joven del país se destacan, como cuestiones prioritarias, el desempleo juvenil, la situación de las personas jóvenes que no estudian ni trabajan (los nini) y el embarazo adolescente.

Cita datos de la Oficina Nacional de Estadística, correspondientes al período 2012-2015, según los cuales el 46.5% de las personas jóvenes de 15 a 24 años no estudiaban ni trabajaban. Un 16.8% de los nini eran hombres y un 29.7% mujeres, “lo que pone en evidencia que las mujeres enfrentan una situación aún más desventajosa”.

Clasificación

Según la metodología de trabajo del estudio, el gasto indirecto es la proporción del gasto que se dirige a la población adolescente y joven por medio de programas e iniciativas orientados a la familia u otros agentes. El ampliado es la porción que se dirige a ese sector por medio de programas e iniciativas orientados a un grupo poblacional más amplio y el gasto en bienes sociales es el que lleva a jóvenes y adolescentes mediante la provisión de bienes públicos no incluidos en las restantes clases (por ejemplo, el gasto en cultura, en ciencia y tecnología o en construcción carreteras).

Compartir
Artículo anteriorConectado y en forma con el nuevo Samsung Galaxy Watch
Artículo siguienteAnímate a contar cuánto odias o te gusta ese libro que leíste
Redacción UniRD
La conexión del estudiante en el mundo universitario y laboral. UniRD es un portal de y para la comunidad universitaria, en especial para los estudiantes de educación superior y los que cursan los últimos años del bachillerato. En ella puedes enterarte o dar a conocer informaciones útiles para tus procesos estudiantiles y el desenvolvimiento cotidiano, adquirir y difundir conocimientos académicos y compartir tus inquietudes, emociones y vivencias en tu centro de estudios y fuera de él. Contacte nuestra redacción a través del correo launird@gmail.com o del teléfono (809)696-4675.