jueves, abril 22, 2021
Inicio Opiniones Historias Mínimas

Historias Mínimas

La generosidad del campo dominicano

"El café es la atención que uno tiene con los visitantes. No siempre hay comida para brindar", me dijo doña Olinda, la esposa de un caficultor de Maguana Arriba. Pero en su casa, ciertamente, había abundancia de generosidad. En el...

El prestador de libros de Río San Juan

COSTA NORTE (RD).-Hace tiempo que quería hacer esto: contar #HistoriasMínimas que no hablaran de mi experiencia con los libros, sino de la experiencia de lxs otrxs. Como la experiencia de Osvaldo de Jesús: un prestador de libros en Río...

Tragaluces aquí y allá

Cuando entiendes mal una información y vas por ahí toda orgullosa de poseer un dato que en realidad está errado. Como cuando entendí que esos tragaluces de madera que tanto me fascinan, eran exclusivos de RD, compré un souvenir...

Árboles que crecen en los balcones

Si mi recuerdo no me engaña, aprendí a leer en casa con un libro llamado Caminito. Nunca he logrado que nadie más recuerde ese libro y pensaba que era un invento de mi memoria, hasta que recientemente di por...

Los espárragos

El otro día estaba en el supermercado con Miguel Aza y éste agarró un manojo de espárragos solo por el placer de tocar. “Nunca los he comido”, le comenté, “pero siempre que los veo recuerdo a Juvenal Urbino, el...

Elogio del mango, esa fruta grata

Hoy estuve en la Feria del Mango de Baní. Probé 16 tipos de mangos y casi me reviento. Cuando era pequeña no había tantos mangos. Y aunque hoy mi hermana los desprecia, yo sigo teniendo una gran nostalgia de...

Navarijo (I) 

De Navarijo (libro de memorias de Francisco Moscoso Puello), quiero decir que lo leí porque estaba buscando un faro. Hace tiempo que busco un faro (un faro muy específico y que ya no existe). Y en ese sentido (en...

La refacción

Ayer leía un texto de John Berger donde mencionaban la refracción, ese fenómeno de la luz. Esa palabra me llevó a otra que conocí hace 8 años: refacción. Fue en mi primer viaje fuera de la isla, en San...

Alegría del cronopio

Me estaba bañando cuando recibí el siguiente mensaje: Mi melocactus tiene una flor. Punto. Vine del patio gritando cuando lo vi. Punto. Mi flor. 😍 Alegría del cronopio, pensé. «Los famas habían puesto una fábrica de mangueras, y emplearon a numerosos cronopios...
video

La cuesta de la calle Hostos 

Sigo pensando en la cuesta de la Hostos. Esta calle me ha traído un montón de cosas a la cabeza. Por ejemplo: que tenía muchos años buscando el libro “Por qué Santo Domingo es así”, del arquitecto José Ramón...