El COVID-19 ha sacado de las universidades a más de 80 mil estudiantes

0
117

SANTO DOMINGO (RD).- La crisis generada por la pandemia del COVID-19 ha sacado de las universidades a más de 80 mil estudiantes y el gobierno calcula que de ellos, más de 33 mil han desertado por razones financieras.

Según reveló en televisión el ministro de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, Franklin García Fermín, la deserción estudiantil universitaria habitual es de 12%, pero en 2020, con la alteración que el coronavirus ha impuesto, en algunos centros ha llegado hasta un 40%.

“Las universidades privadas se han visto afectadas, porque ha habido una alta deserción de estudiantes que no han vuelto al sistema, no únicamente, pero básicamente por razones económicas”, sostuvo García Fermín como invitado en el programa «Y tú qué dices», de Acento TV.

Entrevistado por el periodista Fausto Rosario Adames, el funcionario indicó que reportes de los centros académicos, cruzados con los datos de los programas estatales de combate a la pobreza, permitieron identificar como económicamente vulnerables a esos más de 33 mil alumnos desertores.

Destacó que la estatal Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) acoge a más de 225 mil alumnos y las instituciones privadas de educación superior superan los 300 mil.

En realidad, en 2018 el MESCyT reportaba 586,806 matriculados en el sistema de educación superior. De esa cantidad, los 80 mil representarían cerca de un 13.6%.

Para el total de desertores de este año, habrá muchos factores determinantes, entre ellos las dificultades para la conectividad, pero en el aspecto económico los más afectados son los estudiantes de las universidades privadas de tarifas más populares. En cambio las de cotización alta o media han recibido un impacto menor. Citó el ejemplo de la Universidad APEC (Unapec), que registra una deserción del 3%.

Para esos 33 mil identificados como vulnerables va la ayuda anunciada por el gobierno del presidente Luis Abinader, de hasta 200 millones de pesos para un programa de bonos que les subsidie su próximo semestre de forma total o parcial, precisó el ministro.

En cuanto a la UASD, ya la academia recibió la asistencia del Gobierno Central con la inyección de 234.5 millones para robustecer su plataforma digital y adquirir licencias de cara a los retos de las clases virtuales en un semestre septiembre-diciembre que arrancó bastante tortuoso.

Pero como admitió el académico en la entrevista, las consecuencias del COVID-19 y del obligatorio distanciamiento físico no se limitan al abandono de las clases, sino además a una reducción del 70% con respecto al estimado de nuevos alumnos que deberían ingresar este año.

 

Subscribete a nuestro boletín de noticias

También recibirás información exclusiva para ti!
Email address
Secure and Spam free...