Se subestimaba el aporte del Whats App en las clases no presenciales

0
127
Foto de Aarn Giri/Unsplash
Foto de Aarn Giri/Unsplash

Un estudio de la Red Actúa, iniciativa impulsada por las Naciones Unidas, revela que el 90% de los hogares se AUXILIARON DE LA APLICACIÓN telefónica de mensajería.

SANTO DOMINGO (RD).- Google Class Room, Teams, Zoom o cualquier otra herramienta de video llamadas son las primeras opciones que llegan a la mente cuanto se trata de identificar las vías por las que se ha conectado los estudiantes, en este caso de educación preuniversitaria, pero resulta que ha sido el Whats App el que ha reinado, y por mucho.

Los datos de una encuesta realizada en el país confirman que el 16% de las familias con niños en edad escolar que asistían a un centro educativo en febrero de 2020 no continuaron con sus clases de manera no presencial durante la cuarentena (a través de internet, teléfono, televisión y/o radio), situación que se acentuó hasta un 40% en algunos territorios fronterizos.

  La enorme mayoría de quienes sí accedieron a clases por alguna modalidad no presencial lo hicieron usando Whats App (90.2%), según los resultados de un estudio sobre el tema, difundidos por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En menor medida (26.5%), utilizaron los cuadernillos del Ministerio de Educación (MINERD) y solo un 11.7% pudo estudiar vía web. Otra información relevante es que solamente el 11.0% utilizó algún sistema de videollamadas.

Esta información se complementa con el dato del reducido acceso a equipos y servicios de internet que tienen las familias, pues se percibe que el 55.5% tiene algún tipo de conexión a internet y apenas un 24.5% posee una computadora, laptop o tableta en casa.

En cambio, el 77.9% de las familias dice contar con un celular inteligente disponible en el hogar. Por otra parte, se identifica que un 23.9% de los estudiantes tiene espacio adecuado para estudiar en la casa.

Como contribución al Gobierno dominicano, el Sistema de las Naciones Unidas implementó la encuesta SEIA-Red Actúa a 6,359 familias en situación de pobreza y vulnerabilidad de grandes cascos urbanos y zonas fronterizas del país para conocer el impacto socioeconómico que ha tenido en ellas: la pandemia del COVID-19. Esta investigación se efectúa de manera periódica y se han completado dos rondas hasta el momento.

Las encuestas se realizan en colaboración con organizaciones no gubernamentales, agrupaciones de base comunitaria y el Sistema Único de Beneficiarios (Siuben). En el ámbito de la educación, los resultados de la segunda ronda presentan importantes hallazgos sobre el acceso y la capacidad de las familias para sostener clases de manera no presencial.

En otro aspecto de la investigación, de los estudiantes que tuvieron clases de manera no presencial, el 91.4% empleó cuatro horas o menos por día para estudiar; el 41% se manejó con menos de dos horas diarias.

  Frente a los retos que plantea la población para retomar de manera efectiva la educación, el Sistema de las Naciones Unidas señala la importancia de apoyar al Estado dominicano en los procesos ya iniciados para garantizar la conectividad de la población, y el acceso a recursos educativos, y reafirma su compromiso con avanzar en esta misión a través de la asistencia técnica brindada por UNESCO, UNICEF y PNUD al Ministerio de Educación, priorizando la educación como un eje principal de la recuperación socioeconómica.

 Detalles sobre la encuesta

La encuesta SEIA es parte del apoyo del Sistema de las Naciones Unidas al gobierno dominicano en el contexto del Marco de la ONU para la Respuesta Socioeconómica Inmediata al COVID-19. Su implementación se lleva a cabo bajo el liderazgo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la participación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), junto a una red de 28 organizaciones no gubernamentales y el Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN).

Para la implementación de las encuestas fue creada la “Red Actúa”, a fin de entender las consecuencias sociales y económicas de la crisis sobre los grupos más frágiles, analizar los cambios y tendencias que se producen según avanza la pandemia, así como utilizar la información obtenida a partir este método para informar decisiones de política pública y lograr un impacto en las comunidades a través de las organizaciones que forman parte de la Red. El instrumento, también fue traducido al creole para alcanzar a hogares con personas inmigrantes, especialmente en las zonas fronterizas.

Actualmente se está realizando la tercera ronda de encuestas, lo cual permitirá entender cómo ha evolucionado la percepción y las necesidades de las personas más vulnerables según el contexto, indica la nota de Unicef.

Subscribete a nuestro boletín de noticias

También recibirás información exclusiva para ti!
Email address
Secure and Spam free...